GLOBAL ALLIANCE OF WASTE PICKERS
GLOBAL ALLIANCE OF
WASTE PICKERS
The Global Alliance of Waste Pickers is a networking process supported by WIEGO, among thousands of waste picker organizations with groups in more than 28 countries covering mainly Latin America, Asia and Africa.
Supported by Logo WIEGO

by

Region

December 08, 2011


Check translation:

Magdalena Donoso, Coordinación Latinoamericana de GAIA

Brasilia, diciembre 2011

waste pickers gather in brasilia for hearingDesde el punto de vista de nuestro interés como organizaciones que luchan contra la incineración, basta instalarse a hablar sobre la Ley Nacional de Residuos Sólidos de Brasil, ratificada en agosto del año pasado, para abordar ampliamente lo negativo y desgastador que ha sido el Artículo 9 de la Ley, que abrió la puerta a esa industria.

Sin embargo, quiero compartir la experiencia vivida tras participar como “Observadora” en la “Audiencia Pública del Plan Nacional de Residuos Sólidos”, realizada en Brasilia el 30 de noviembre y 1 de diciembre. Esta Audiencia se enmarca en un proceso de 5 consultas públicas iniciadas en septiembre de 2011, que tuvieron por objetivo recibir y luego incorporar los aportes ciudadanos a la versión preliminar del Plan Nacional de Residuos Sólidos (PNRS). Asi mismo, se están recibiendo aportes por Internet hasta fines de diciembre.

En la Audiencia de Brasilia se presentaron los resultados de dichas audiencias regionales realizadas más los aportes por Internet hasta la fecha. Así, en un enorme salón, 600 personas de todos los sectores se sentaron a discutir en forma colectiva las directrices, estrategias y las metas trazadas para el manejo de los residuos en el país. Dos días completos de intenso trabajo ciudadano, discutido, peleado a ratos, me permitió ser testigo de un emocionante momento de expresión democrática. Ciudadanos brasileños, de todos los sectores – industria, asociaciones gremiales, ONGs, y un contingente de catadores de distintos Estados con las banderas verdes y azules del “MNCR” amarradas al cuello- aportaron con sus conocimientos, sus visiones y sus intereses en la construcción de un “pacto social para todo Brasil” en materia de residuos. En una extenuante jornada de dos días, punto por punto, la asamblea sancionó a mano alzada cada aporte; y la expresión ciudadana, mayoritaria, se impuso. Representantes de organizaciones –varios de ellos miembros de la Coalición Anti Incineración de Brasil- y dirigentes de catadores de distintos puntos del país (todos ellos también miembros de la Coalición), salieron del salón con una gran sonrisa en el rostro.

Catadores y miembros de GAIA trabajan juntos.

Como dice la página oficial del Gobierno en la materia “el Plan establece una serie de medidas que deberían traducirse en el final de los vertederos, la aplicación de la recogida selectiva, la incorporación de los recicladores y la promoción del consumo conciente.” El texto final que se convertirá en un decreto presidencial que establece un nuevo y completo diagnóstico de la situación de los residuos sólidos en Brasil, resume los objetivos y fija plazos para la realización de los planes.

Esta vez se está escuchando a la ciudadanía ¿Por qué el Gobierno no lo hizo a la hora de aprobar el fatídico artículo que abrió las puertas a la incineración? Algunos dirigentes creen que fue porque aun faltaba articulación y empoderamiento para contrarrestar fuerzas, cuestión de la que he sido testigo en Brasilia en estos días. Allí pude constatar además hasta qué punto las autoridades escuchan y consideran a los catadores. En cada uno de los discursos del evento de Brasilia – en cada uno sin excepción- ellos fueron mencionados como actores fundamentales del proceso. En la apertura de la Asamblea, Samira Crespo, Secretaria de Articulación Nacional y Ciudadanía Ambiental, dio a conocer un estudio que comprueba que el 60% de los residuos que se reciclan en el país son gracias al trabajo directo de los catadores. Así se expresa también en el PNRS: en casi todas las estrategias definidas en él, se menciona el rol de los catadores. Ahora, todos esperamos, y debemos velar porque así sea, que la expresión ciudadana plasmada en el plan no sea traicionada a la hora de implementar las políticas públicas definidas para ellos.

Lo que está ocurriendo hoy con el PNRS en comparación con lo que ocurrió con la Ley nos refuerza en la convicción de lo fundamental que resulta “construir movimiento”, y como GAIA hemos aportado en ese proceso con respeto y convicción. Agradecemos la confianza de nuestros miembros y de nuestros aliados en ese proceso.

Waste pickers in BrasiliaMuchos quisiéramos que Brasil hubiera sido el primer país latinoamericano que elimina la alternativa de la incineración como una opción. Y aunque no fue así y la Ley lo permite, el país cuenta con otros 57 artículos que enfatizan en la precaución, reducción, reutilización y reciclaje. Asimismo, el Plan de Trabajo que provee las herramientas que hacen realidad la Ley, ahora (y gracias a los resultados de esta Audiencia) al menos “complican” las posibilidades de la industria de la incineración, y ese es, indiscutiblemente, un triunfo ciudadano. En el público con el que compartí esos dos días, el tema de la mayoría era el tema de fondo: cómo optimizamos sistemas de reducción, reutilización y reciclaje, y de qué forma avanzamos en la incorporación real –y profesional- de los catadores en el proceso.

Fue un privilegio y una verdadera inspiración “observar” ese espacio de discusión, y lo que ocurrió allí fue un triunfo de fuerzas: las de organizaciones y catadores brasileños unidos en una misma causa. Sabemos que queda mucho camino por recorrer y muchas amenazas por enfrentar, pero América Latina les agradece este ejemplo, compañeros.