ALIANZA GLOBAL DE RECICLADORES
ALIANZA GLOBAL DE
RECICLADORES
La Alianza Global de Recicladores es un proceso de articulación entre organizaciones de recicladores apoyado por WIEGO en más de 28 paises especialmente en Latinoamérica, Asia y África.
Apoyado por Logo WIEGO

Publicado por
Escrito por Safai Sena

Región

agosto 29, 2013


Traducido a:
08/08/2013

safai sena logo

Por Safai Sena

La recolección de residuos reciclables constituye una estrecha ventana de oportunidad económica que brinda una precaria fuente de ingresos para Manwara Begum y su familia. Es una alternativa laboral para llegar a fin de mes, y una oportunidad para darles a sus hijos un futuro mejor y más seguro. Manwara, que se gana la vida como recicladora, ha vivido en Delhi desde su infancia. Ella eligió este oficio para complementar los ingresos de su esposo, que también trabaja como reciclador. Recientemente, el sueño de Manwara se vio opacado cuando sus inocentes hijos fueron culpados de un robo que ocurrió en un lugar cercano al lugar donde viven. Ella no había caído en la cuenta que el hecho de ser recicladora la dejaría en una posición de vulnerabilidad para ser abiertamente acusada, hostigada y violentada.

Manwara Begum se ha dedicado a la recolección de residuos en hogares y residencias, y a través de su trabajo ha contribuido a mantener limpia la ciudad, brindando servicios indispensables para el medio ambiente y la salud pública. Manwara y su esposo son miembros de Safai Sena, una asociación registrada de recicladores y pequeños comerciantes de residuos.

El calvario comenzó el 19 de Julio de 2013, cuando el hijo más pequeño de Manwara Begum, Naseem, de 10 años de edad, fue a jugar con un grupo de amigos a un centro comunitario del área donde viven. Allí, Naseem fue encarado por unos vecinos que asistían a una ceremonia religiosa que lo acusaron de haber robado un sobre que contenía dinero. Los vecinos procedieron a darle una paliza al niño y luego lo torturaron con cables eléctricos en el centro comunitario. Su hermano mayor, Waseem, de 14 años de edad, llegó en busca de su hermano menor y también fue atacado por los vecinos. La estación de policía más cercana fue notificada inmediatamente de lo ocurrido por parte de los vecinos, y se esperaba que los policías de turno intervinieran para acabar de una vez con el brutal incidente. Pero en vez de que esto sucediera, los policías exhibieron su lado inhumano e ilícito cuando se convirtieron en simples espectadores de este odioso acto. Más tarde, esa misma noche, el esposo y los hijos de Manwara fueron trasladados a la estación de policía donde los agentes llevaron a los niños a un cuarto aparte. Los niños fueron golpeados y pateados brutalmente. Cuando Manwara intentó intervenir, la abofetearon.

Indefensa y frustrada, Manwara buscó ayuda en Chintan y Safai Sena, donde le aconsejaron que presentara un Primer Informe de Denuncia (FIR por su sigla en inglés) como paso inicial. Un FIR es un documento escrito preparado por la policía cuando recibe información de que un delito imputable ha sido cometido. Su denuncia fue aceptada por la policía, pero de nuevo la acusaron de ser una ladrona y le dijeron que su FIR sería procesado después de que esta acusación hubiese sido investigada. Un par de días después, la policía trasladó a Manwara y sus hijos a un hospital para que les hicieran un reconocimiento médico. En el hospital, la policía se dedicó a interferir verbalmente, pero de forma discreta, ante el doctor con la esperanza de manipular el informe médico que se estaba realizando.

Mientras tanto, los hijos de Manwara fueron remitidos al Consejo de Justicia Juvenil. En la primera audiencia, los niños no pudieron hablar libremente porque la policía los había amenazado con matar a su familia si se atrevían a abrir la boca ante el juez. Desde entonces, la policía comenzó a hacer visitas a su casa con el fin de amenazarlos y acosarlos. Pero los niños han logrado aumentar la confianza en sí mismos y han podido decir la verdad durante las audiencias posteriores ante el Consejo.

El incidente ha dejado a Manwara en un estado de furor y desamparo. Ella dice que aunque ella pertenezca a uno de los escalones sociales más bajos de la India, esto no debería significar que se le apliquen diferentes principios de justicia. Para buscar que se le haga su merecida justicia, Safai Sena ha enviado cartas a la Dr. Kiran Walia, Ministra encargada del Departamento de Salud y Bienestar Familiar, Mujeres y Niñez del Gobierno del Territorio de la Capital Nacional de Delhi, y a Barkha Singh, Presidente de la Comisión de Delhi para las Mujeres. Además de redactar y enviar las cartas, miembros de Safai Sena acompañaron a Manwara y su esposo para exigir una audiencia con Barkha Singh el 26 de julio de 2013. La señora Singh aceptó la denuncia y confirmó que acciones rigurosas serán tomadas en contra de los policías si se les halla culpable. Todos los agentes de la policía involucrados en este caso serían citados en persona ante la Comisión dentro de un período de 15 días (posteriores a esa fecha) para investigar los pormenores del caso. Además, ese mismo día, miembros de Safai Sena asistieron a una reunión de la Unidad Especial de la Policía para llevar el caso ante el Comisionado Conjunto de la Policía, en la Unidad de Mujeres de la Policía de Delhi. Esta entidad también le confirmó a Manwara que acciones de carácter estricto serían tomadas contra las personas involucradas en este caso.

Este incidente ha sido traumático y agotador para Manwara y su familia. Pero Manwara ha aceptado que tendrá que estar más atenta en el futuro, y ahora ha encontrado la entereza para levantar su voz en contra de las injusticias. Dejando a un lado los resultados levemente positivos que se han conseguido, el incidente es inaceptable y representa una grosera violación de los derechos de los ciudadanos pobres que brindan sus servicios a la ciudad mediante su trabajo como recolectores y recicladores de residuos. Esperemos que se les haga justicia a Manwara y su familia, y que las voces de millones de mujeres alrededor del mundo continúen fortaleciéndose.



  1. Agradecemos enormemente esta información y nos solidarizamos con Manwara Begum, su familia y Safai Sena, su organización de base. Estaremos pensando que acción podemos realizar para pedir justicia.

    Saludos fraternales.

    Alicia Montoya
    Resp.Equipo Técnico
    Cooperativa de Recuperadores Urbanos
    El Alamo

    Comentario por Alicia Montoya — septiembre 11, 2013 @ 12:22 pm

  2. Isso mostra o quanto a luta dos catadores ainda é árdua e pesada e é triste ver e saber que companheiros ainda são discriminados. Valeu a informação. Abraços!

    Gilberto Warley Chagas

    Comentario por Gilberto Warley Chagas — septiembre 11, 2013 @ 12:24 pm

  3. Hola,

    Conciente estamos de que quienes buscanen los vertederos o hacen su recoleccion no son ladrones, si no mas personas que tratan de ganarse la vida de la mejor manera y como ellos lo saben hacer.

    El trabajo del buzo-reciclador es una labor ardua y peligrosa, esoso hermanos enfrentan la muerte diariamente y las autoridades no hacen nada para ayudarlo.

    Desde aqui poyemos a la familias de Safai Sena, en dheli- india, reenviando el apoyo moral a cuanta personas conozcamos, para que este reclamos de respecto a los recicladores llegue a las autoridades de la India.

    Nicolas Mendoza

    Comentario por Nicolas Mendoza — septiembre 11, 2013 @ 12:25 pm