ALIANZA GLOBAL DE RECICLADORES
ALIANZA GLOBAL DE
RECICLADORES
La Alianza Global de Recicladores es un proceso de articulación entre organizaciones de recicladores apoyado por WIEGO en más de 28 paises especialmente en Latinoamérica, Asia y África.
Apoyado por Logo WIEGO

por

diciembre 12, 2009


Traducido a:

La Vanguardia, El ejemplo de Sushila y Nohra.

Los estimados 15 millones de recicladores de basura en los países pobres son «los héroes no reconocidos del clima» -según Neil Tangri activista de san Francisco-. Un turista que sale del aeropuerto de una capital en Asia, África y America Latina y ve a los recicladores como hormigas en montañas de basura, puede asustarse. Pero reciclan el 80% de los residuos en los países pobres, uno de los motivos por los cuales sus emisiones per capita son más o menos las que los países ricos deben alcanzar en las próximas décadas para evitar una catástrofe. «Reducir, reusar y reciclar basura es la forma más fácil y eficaz de reducir emisiones de gases invernaderos», dice Tangri.

Lo lógico seria que Sushila y Norah estuvieran asesorando a Yvo de Boer, Barack Obama, José Luis Rodríguez Zapatero en esta cumbre. Porque -como advierte George Monbiot en su libro Calor, como parar el calentamiento global (RBA 2006), si nos olvidamos del camino fantasioso de high tech y mercados de emisiones con sus derivados y subyacentes, existe una crudísima realidad. Monbiot recuerda una conferencia en Londres en la que explicaba que una reducción del 80% de emisiones de CO2 probablemente sería necesaria para estabilizar el clima, y alguien en el publicó preguntó: «¿Cómo sería Inglaterra tras una reducción del 80% de emisiones?» Y el veterano ambientalista Mayer Hillman, que estaba en el panel con Monbiot, respondió: «Pues, como en el Tercer Mundo».

Pero lejos de pedir consejos a los recicladroes, la cumbre está promoviendo mecanismos de mercado que les quitan de en medio. Porque bajo el sistema Mecanismo de Desarrollo Limpio (el famoso CDM) -creado para permitir que países ricos «offset» compensen sus emisiones financiando la reducción de emisiones en los pobres- existen abundantes créditos de CO2 para financiar nuevas incineradoras y vertederos bajo tierra equipados con las últimas tecnologías de convertir «basura en energía», es decir mini centrales que convierten los residuos y el gas metano que emiten en electricidad. Se están beneficiando varias multinacionales españolas -entre ellas una de Florentino Perez- que se han hecho con la gestión de residuos en ciudades latinoamericanas. Pero no hay ningún crédito para los recicladores como Sushila y Nohra pese a que sabemos que su labor reduce CO2 frente a los hipotéticos ahorros de las plantas financiadas por el CDM.

Leer más