ALIANZA INTERNACIONAL DE RECICLADORES

La Alianza Internacional de Recicladores es un proceso de articulación entre organizaciones de recicladores apoyado por WIEGO en más de 28 paises especialmente en Latinoamérica, Asia y África.
Apoyado por Logo WIEGO

diciembre 12, 2009


Traducido a:

La Vanguardia, El ejemplo de Sushila y Nohra.

Los estimados 15 millones de recicladores de basura en los países pobres son «los héroes no reconocidos del clima» -según Neil Tangri activista de san Francisco-. Un turista que sale del aeropuerto de una capital en Asia, África y America Latina y ve a los recicladores como hormigas en montañas de basura, puede asustarse. Pero reciclan el 80% de los residuos en los países pobres, uno de los motivos por los cuales sus emisiones per capita son más o menos las que los países ricos deben alcanzar en las próximas décadas para evitar una catástrofe. «Reducir, reusar y reciclar basura es la forma más fácil y eficaz de reducir emisiones de gases invernaderos», dice Tangri.

Lo lógico seria que Sushila y Norah estuvieran asesorando a Yvo de Boer, Barack Obama, José Luis Rodríguez Zapatero en esta cumbre. Porque -como advierte George Monbiot en su libro Calor, como parar el calentamiento global (RBA 2006), si nos olvidamos del camino fantasioso de high tech y mercados de emisiones con sus derivados y subyacentes, existe una crudísima realidad. Monbiot recuerda una conferencia en Londres en la que explicaba que una reducción del 80% de emisiones de CO2 probablemente sería necesaria para estabilizar el clima, y alguien en el publicó preguntó: «¿Cómo sería Inglaterra tras una reducción del 80% de emisiones?» Y el veterano ambientalista Mayer Hillman, que estaba en el panel con Monbiot, respondió: «Pues, como en el Tercer Mundo».

Pero lejos de pedir consejos a los recicladroes, la cumbre está promoviendo mecanismos de mercado que les quitan de en medio. Porque bajo el sistema Mecanismo de Desarrollo Limpio (el famoso CDM) -creado para permitir que países ricos «offset» compensen sus emisiones financiando la reducción de emisiones en los pobres- existen abundantes créditos de CO2 para financiar nuevas incineradoras y vertederos bajo tierra equipados con las últimas tecnologías de convertir «basura en energía», es decir mini centrales que convierten los residuos y el gas metano que emiten en electricidad. Se están beneficiando varias multinacionales españolas -entre ellas una de Florentino Perez- que se han hecho con la gestión de residuos en ciudades latinoamericanas. Pero no hay ningún crédito para los recicladores como Sushila y Nohra pese a que sabemos que su labor reduce CO2 frente a los hipotéticos ahorros de las plantas financiadas por el CDM.

Leer más