ALIANZA GLOBAL DE RECICLADORES
ALIANZA GLOBAL DE
RECICLADORES
La Alianza Global de Recicladores es un proceso de articulación entre organizaciones de recicladores apoyado por WIEGO en más de 28 paises especialmente en Latinoamérica, Asia y África.
Apoyado por Logo WIEGO

por

julio 04, 2012


Traducido a:

Bogotá, Colombia – 4 julio 2012

Cordial saludo a todos; como es sabido por todos en el año 2011, el proceso de licitación desencadeno todo tipo de presiones para su adjudicación, siendo esta resuelto por un el auto 275 de la Honorable Corte, que despejo por completo el panorama para el Gremio Reciclador.

A pesar de tan contundente definición, la urgencia de contratar el servicio de aseo de Bogotá, vuelve a suscitar la retoma de la ofensiva para re intentar el desplazamiento de los Recicladores de su oficio, con el prácticamente las mismas estrategias y perversidades desde algunos de los sectores interesados, a pesar de claras posturas desde actores que apremiaban su determinación como por ejemplo el pronunciamiento de la Comisión de regulación, cuyo resumen pueden consultar en la página de ARB.

Para su conocimiento y divulgacion les remitimos la copia de la misiva enviada por nuestra organización a los órganos de control y convocamos a las organizaciones de recicladores a pronunciarse tambien.

Gracias

Nohra Padilla

ARB/ANR7PACTO

Bogotá D.C., 2 de julio de 2012

RD-120702-20

Señores

Contraloria General de la Republica
Atte.: Doctora Sandra Morelly
Procuraduria General de la Republica
Atte. Doctor Alejandro Ordoñez
Contraloria Distrital de Bogotá
Atte. Doctor Diego Ardila
Ciudad

REF: Pronunciamiento del griemo frente a las consideraciones expuestas por el contralor distrital relacionadas con el proceso de licitacion para el aseo de Bogotá. Derecho de peticion de respuesta al seguimiento de las diversas ordenes de cumplimiento del Auto 275 de la sala tercera de la Honorable Corte Constitucional. 

Respetados señores:

La Asociación Cooperativa de Recicladores de Bogotá – ARB, asociada fundadora de la Asociación Nacional de Recicladores –ANR- y organización conformante del Pacto Gremial Reciclador, del cual hacen parte prestigiosas organizaciones como: la Asociación de Recicladores Unidos Por Bogotá –ARUB-, la Asociación Nacional de pequeños Industriales del Reciclaje –ANIR-, la Red de Organizaciones de Recicladores de Suba, la Asociación de recicladores Independientes –Acorein- el sindicato al Futuro, la Fundación de carreteros –Funsocial- y  en nombre de estas les presenta un fraternal saludo y les desea gran éxito en su gestión.

Como bien conocen ustedes, nuestra organización es la peticionaria del  proceso de tutela T 724 /03 y demás procesos sucedidos hasta el auto 275, lo cual nos da soporte para pronunciarnos sobre los temas de la referencia y que a la fecha nos mantienen altamente preocupados por varias razones que les daremos a conocer en este documento.

Una de las principales preocupaciones para este Gremio, radica en que a la opinión pública el señor Contralor Distrital, presento como una situación de urgencia para la inclusión del Gremio Reciclador y el cumplimiento del auto 275, que resolvió de fondo el conflicto de los recicladores en el servicio de aseo, que se dé el desarrollo del proceso licitatorio de Barrido, recolección y limpieza-RBL-, aludiendo a que existe una falta de planeación de la UAESP, cosa que no podemos establecer por desconocimiento, pero si advertimos que la razón principal del cumplimiento del auto no puede ser basado en el desarrollo del citado proceso de licitación; por cuanto de manera absurda se estaría acudiendo a la misma razón por la que el proceso fue declarado sin efecto por la sala tercera de Revisión de la Honorable Corte Constitucional, como fue el hecho de poner a la población recicladora de por medio para poder desarrollar el proceso licitatorio.

Es claro por el documento presentado a la Corte por la UAESP, que los 2 procesos( licitación de RBL y rutas de Reciclaje-recicladores) irán por separado y es ese elemento que consideramos que la sala valoro para dar vía libre a continuar; pero ahora bien por espacio de 20 años desde el inicio de la privatización del servicio de aseo, en el régimen de la prestación definido por la Comisión de Regulación de Agua y Saneamiento-CRA-ente invocado por la sala para cerrar el cuadro de los responsables en el diseño de la inclusión del  Gremio Reciclador y su vinculación formal al servicio; los procesos licitatorios de la capital han estado por fuera de dicho marco, con lo cual se ha admitido que los operadores tengan reglas de juego diferentes  que distorsionan tanto los costos reales del servicio como las tarifas a recaudar.

Habiendo vinculado a la CRA, e impartiendo la orden de estudiar la remuneración para el Gremio Reciclador; el gobierno de Bogotá y los del resto del país, están dependiendo de la claridad que esta entidad debe establecer para que dicha orden pueda concretarse y solo es posible mediante la definición en los mecanismos regulatorios establecidos como son las resoluciones, y si bien la actual admitiría tal acción, el plazo de la revisión de las estructuras de costos y la emisión de la respectiva resolución también llevan 2 años de retraso, y el proceso estaría reiterando dejar por fuera a Bogotá de la Regulación.

Adicional a la anterior situación es claro que el auto 275, definió un nuevo panorama de diseño tanto de las Políticas como de los mecanismos para su concreción, y  que este al corregir las distorsiones, obliga a las entidades a reformular muchas de las directivas con que se desarrollaban las operaciones del servicio de aseo en sus diferentes componentes, luego es compresible y muy serio que la misma Comisión –CRA- haya solicitado un plazo hasta mitad del año 2013, para resolver la parte que a esta le corresponde y lo mismo deberían hacer los demás organismos relacionados; como son las administraciones públicas responsables de la política y de autorizar la operación del servicio.

Para el Gremio Reciclador organizado y  no organizado, debe ser determinante que los procesos licitatorios se desarrollen solo cuando la comisión resuelva de fondo la formula de remuneración del sistema de recolección de materiales aprovechables y el aprovechamiento, como un esquema complementario del servicio público de aseo, pues solo así será posible separar adecuadamente las cargas y los autorizados para cada esquema, razón por la cual manifestamos que los entes de control en lugar de esta apremiando a inducir a error a la administración de Bogotá, deben advertir que esta es la oportunidad que tienen la Ciudad y el País de corregir las distorsiones del servicio al compaginar por fin los tiempos de la regulación con los tiempos de la operación, es decir que la UAESP, haría muy bien si como autoridad, se toma el mismo tiempo de la planeación del sistema de manejo para empatarlo con la estructura de costos de la operación que defina la regulación, para que pueda cumplir de manera efectiva con varios compromisos a saber: 1) incluir organizada y justamente a los recicladores, 2) aplicar una estructura de tarifas eficiente y equilibrada, 3) posibilitar la implementación de los procesos de política de Basura cero, 4) armonizar la Política Pública y 5) avanzar ordenadamente en el cumplimiento del auto 275.

Con esto, esperamos se tome por todos los autorizados,  respetuosa y seriamente el abordaje del estudio de alternativas de prestación del servicio de aseo por el siguiente  año, mediante las formulas que permitan la constitución y la ley, mientras se define de fondo la regulación para todos.

Por otra parte,  los mismos errores que dejaron sin efecto el  proceso licitatorio 001/2011, podrían estarse repitiendo si se adelanta un nuevo proceso sin las claridades que  por la falta de respuestas desde la  contraloría Nacional y Distrital y la Procuraduría, respecto a promover vigilancia de las situaciones que se presentaron en el 001, relacionado con el establecimiento de las investigaciones sobre las organizaciones que sin ser de recicladores fueron avaladas por la UAESP, y que hoy  no solo siguen gozando de beneficios por la usurpación y alineación con las políticas de la entidad, sino también  manteniendo una presión indebida en los recicladores organizados y no organizados, tratando de restituir el estado que cosas que presionaron un  diseño licitatorio perverso de exclusión y negación de los derechos de los recicladores que por más de 60 años sobreviven de su oficio.

La UAESP, a la fecha debería haber desarrollado un plan de verificación de organizaciones que le permitiera de manera legitima a las organizaciones formales y con idoneidad, estar desarrollando un proceso de concertación de un esquema progresivo de incorporación del Gremio en la formalización del servicio, así como un programa serio de apoyo a la organización del restante 65% de la población, para impedir que caigan en las garras de los carteles de la representación, y sin embargo nada de esto ocurre y ningún organismo llama la atención; razón que nos convoca a presentar a ustedes la queja de manera formal, pues es necesario que las señales de la UAESP, sean claras para con el Gremio o se avoca a nuevas solicitudes de revisión.

También está en mora de establecer el plan de fortalecimiento que apoye a las organizaciones para que puedan en el futuro medio (1 año), concretar la aspiración de ser organizaciones autorizadas y registras de acuerdo a la ley, pero a la fecha todo se ha quedado en anuncios que alimentan la incredulidad del Gremio y la ciudad. Estos procesos de fortalecimiento tampoco pueden repetir los errores del pasado, con los cuales según reportes la entidad ha gastado miles de millones de pesos en contrataciones inútiles pues los procesos que hoy se sostienen son fruto de la tenacidad de las organizaciones existentes y no de los resultados de dichas contrataciones, que dedicaron los recursos a poner de rodillas a los recicladores como son los casos de los contratos con la Cámara de Comercio de Bogotá, que destino recursos a sacar a los recicladores de puntos que por años les entregaban los residuos a recicladores organizados y no organizados, o con la entidad Cenasel, que por falta de trabajo dejo perder la personería de muchas organizaciones por el incumplimiento del marco legal, estos solo como una muestra mínima, pero seguro que habrán cientos de contratos de empresas y personas dedicadas a acabar con  el Gremio pero con la apariencia de fortalecer y mejorar.

Aunado a lo anterior se  mantienen personas contratadas de la administración anterior, cuya única función ha sido la de desprestigiar a las organizaciones legitimas, apoyados por dirigentes que se acomodan a cada administración solo por tener un contrato o un apoyo en proyectos, y que ahora por falta de directiva están sonsacando a los asociados de las organizaciones para llevarlas a acabarse, en lugar de contactar a mas de 10 mil recicladores que permanecen independientes; esto es un elemento de corrupción a todas luces, y no sabemos si están dadas esas órdenes o las personas que las tenían antes no tienen ningún parámetro de actuación.

Y otro agravante, que vemos muy serio, es la situación presentada con el desarrollo del censo a recicladores y bodegueros, que a pesar de haber reportado de manera reiterada las fallas que este proceso está llevando, se recepcionan las quejas y reclamos pero no se ajusta para dar respuestas ciertas y satisfactorias, lo cual nos parece muy grave, pues pareciera que el censo se estuviera encuadrando para coincidir con las metas de inclusión fijadas, es  decir se calculo por el modelo  la inclusión de solo 8000 recicladores, y dado que de cada 3 se está censando solo 1 y además a las organizaciones no se les está atendiendo en sus particularidades, el censo arroja a la fecha la encuesta a 7000 mil y no pareciera haber fórmula para establecer cómo se puede superar este impase.

Es muy difícil que las organizaciones entreguen información detallada de zonas y rutas, pues en el pasado la entidad ha usado la información para violentar los procesos y dado que el modelo propone empezar todo de nuevo, es posible que la UAESP, quiera desconocer el proceso organizativo y social y  use la información en contra de sus gestores, luego si la administración de Bogotá, no asegura las garantías de construcción conjunta, advertimos desde ya que es posible que el censo baje de 12 mil a los 8 mil ( incluidos muchos no recicladores) que necesita cuadrar el modelo.

Es necesario y urgente que los entes de control, definan un panorama de actuación para que el respeto de los derechos de los recicladores, sea protegiendo a las organizaciones y lideres que llevan muchos años comprometiendo su seguridad y sostenibilidad apostándole a un proceso de dignidad soportado en el esfuerzo del trabajo y no de las prebendas; pues de lo contrario una vez se defina un marco de licitaciones y se quiera ejercer la justicia de inclusión para el Gremio, este estará vacio por sustracción de materia.

Estas acciones urgen el desarrollo de procesos de decantación de organizaciones, establecimiento de su legitimidad e idoneidad, la escala de valoración de acuerdo a su antigüedad y procesos y sobre todo la claridad y definición Política de su incorporación a la prestación del servicio de aseo en el componente de aprovechamiento, y desde luego el establecimiento de las responsabilidades  y garantías que el gremio deberá asegurar en el proceso, y en eso si creemos que existe una clara falla de planeación y definición de política.

Y por último también queremos pedir verificación  del cumplimiento de compromisos en el  proceso licitatorio y contractual 001 de 2010 del Relleno sanitario de Doña Juana,  de las obligaciones respecto a participación de los recicladores, pues a 2 años de su entrega  y queremos ver como los supuestos recicladores que lograron la participación han mejorado sus condiciones de vida,  cuántos son,  cuantas toneladas de materiales se están recuperando y aprovechando, así como del contrato de sistema de información sobre que se está aplicando, pues hemos tenido información del incremento desmedido de las toneladas de residuos ingresando al Relleno sin razón aparente que la justifique y por tanto impidiendo una reducción de tarifas.

Sería bueno que esto no solo se someta a evaluación y divulgación de resultados para las estructuraciones inmediatas sino para una rendición pública de cuentas, y lo hacemos alentados en la valerosa actuación que han tenido la Procuraduría en la suspensión de la directora de la UAESP y de la contraloría reforzando el esclarecimiento de la inversión de recursos de la Bolsa de recaudos del servicio en Bogotá; y por que los Recicladores en todo el País, están pendientes del desenlace de este proceso para determinar su  mapa de ruta.

Es de gran importancia para el Gremio, que se cuente con el apoyo desde el gobierno y los entes de control para que se desmonten los procesos que incuban corrupción, pues ese flagelo el que ha impedido que haga justicia social con este sector que no solo aporta de manera importante en la recuperación ya del 20% de los residuos que genera el País en todo sus Municipios, sino que genera sus propios ingresos  para más de 50 mil familias, pero sin que estos sean en condiciones de dignidad humana y trabajo decente.

Pero si bien los ingresos y las condiciones son difíciles, este Gremio, no está ni estará dispuesto a abandonar las aspiraciones legítimas del reconocimiento de su oficio para amparar su permanencia en él y por supuesto para concretar la remuneración que puede ser posible después de más de 25 años de lucha gremial y 80 de desarrollo del oficio; con mayor razón ahora que las condiciones constitucionales y legales estarían dadas para que el Páis, reconozca la deuda social para con esta población.

Esperamos su colaboración efectiva y agradecemos su atenta vigilancia

Cordialmente,

Nohra Padilla Herrera

Direccion ANR/ARB

CC- CRA- Ministerio del Medio Ambiente – Ministerio de Vivienda – Superintendencia de Servicios Publicos – Concejo de Bogotá – Alcaldia Mayor de Bogotá – UAESP – Organizaciones aliadas de recicladores