ALIANZA GLOBAL DE RECICLADORES
ALIANZA GLOBAL DE
RECICLADORES
La Alianza Global de Recicladores es un proceso de articulación entre organizaciones de recicladores apoyado por WIEGO en más de 28 paises especialmente en Latinoamérica, Asia y África.
Apoyado por Logo WIEGO

Marlene Patricia Chacón Cubillo

Marlen Patricia Chacón Cubillo vive y trabaja como recicladora en Escazú, una ciudad en las afueras de San José, Costa Rica. Es miembro del programa de reciclaje de la ciudad, que cuenta con el apoyo del municipio y es manejado principalmente por mujeres. Es una de las recicladoras orgullosas de allí, representando al 80% de la fuerza laboral.

Marlen empezó a trabajar como recicladora en 2001. Siempre había tenido interés en cuestiones ambientales, así que cuando se enteró de la posibilidad del reciclaje, rápidamente se sintió motivada para trabajar en la gestión de residuos. En ese momento, ganaba muy poco y para ella era muy importante trabajar en un área que le gustara y que le apasionara.

La parte más difícil de su trabajo ha sido crear una conciencia ecológica, un cambio de paradigma cultural. Este trabajo ha valido la pena: la gente de su comunidad ahora separa el 80% de sus residuos. Ella y los demás trabajadores reciben los materiales reciclables de la ciudad en su bodega. Los pesan, separan, clasifican y venden directamente a los compradores e intermediarios.

“Tenemos que apoyar a los recicladores que se están organizando y formalizando, y de esta forma a la sociedad”, dijo. “No queremos que nada nos impida ayudar al ambiente y minimizar el impacto de los gases de efecto invernadero”.

Poema de reflexión de Marlen Patricia Chacón Cubillo

Mírame, estoy triste
Pregúntame por qué, no ves mis lágrimas
Son obscuras, no es mi imaginación
es sólo que mi corazón bate, al saber que mi destrucción se acerca,
y puedes ayudarme, toma mi mano,
si te digo, si me consideras un hermano.

Mis piernas se colapsan y ya no puedo caminar
Y mis manos están quemadas por el sol, siento que he llegado a un oasis
Y veo que mis ojos ya no pueden ver
Y todavía hay tanto que preparar para aquellos que vendrán
Desde ahora me despertaré y ya no pediré
que veas mi tristeza, sino mi belleza
entonces verás mi belleza en lugar de mi tristeza.